jueves, 13 de diciembre de 2012

El tiempo, corre de noche:

Era se una vez, en oriente los tres reyes magos descansaban en su palacio y preparaban los últimos detalles para repartir los juguetes. Pero Gaspar no pegó ojo la noche anterior, preparando sus detalles (que si el camello no comía, que si le faltaban algún regalo....). Pues claro cuando llegó la tarde antes de repartir los regalos se quedó dormido como un tronco, Melchor cuando se dio cuenta de que de que Gaspar estaba dormido exclamó-¡ Pero Gaspar que haces a estás horas dormido, soló quedan cinco horas y media para repartir los regalos!- Pero Gaspar ni se inmuto. Luego llegó Baltar y repitió las misma palabras que Melchol, pero Gaspar seguiá sin contestar, como si con él no fuera la cosa. Después de estar un buen rato intentando de todo (tirarle de la barba, echarle agua fría, darle gritos...) para que Gaspar despertara y se despertó. Pero claro ya eran todo prisas, Melchor le preguntaba a Baltasar -¿Donde esta mi capa amarilla? Así estuvieron media hora. Al fin llegó la hora de irse, y Gaspar - decía el tiempo corre de noche- y Melchor y Baltasar le contestaban- ¡por tu culpa!- Así estuvieron haciendo el mismo dialogó durante todo el camino. Al final pusieron cada juguete debajo de cada árbol de navidad en cada casa. Hubo niños que dejaron villancicos a los reyes, los villancicos hablaban de paz. En una casa había un belén el belén tenía nieve... Y juntó al belén había polvorones.
Había una carta que ponía -¡El año pasado llegasteis tarde! Y Gaspar dijo- ¡El tiempo corre de noche!

2 comentarios:

  1. Corrige: Érase, y algunas cosillas más, así que revisa el texto con cuidado.

    ResponderEliminar
  2. En los diálogos haz ponto y aparte
    Gaspar preguntó a Baltasar:
    - ¿Qué haces ahí?

    ResponderEliminar