martes, 2 de abril de 2013

Poesía de Miguel Hernández: El sol, la rosa y el niño


Miguel Hernández - El sol, la rosa y el niño.
 

El sol, la rosa y el niño

flores de un día nacieron.

Los de cada día son

soles, flores, niños nuevos.


Mañana no seré yo:

otro será el verdadero.

Y no seré más allá

de quien quiera su recuerdo.


Flor de un día es lo más grande

al pie de lo más pequeño.

Flor de la luz del relámpago,

y flor del instante el tiempo.


Entre las flores te fuiste.

Entre las flores me quedo.

Sensaciones de la poesía:

En la primera estrofa dice que nosotros nacemos por que somos niños, las plantas (rosa) también nacen y el sol un día tuvo que nacer también. Y cuando nacemos somos niños nuevos y flores nuevas.

En la segunda estrofa, dice que Miguel Hernández no sera el que ocupe su puesto será otro y que el quedara como un recuerdo.

En la tercera estrofa dice, que una flor de un día que es un recién nacido es lo más grande al pie de lo más pequeño.

En la cuarta estrofa, pone que su hijo se va y él se queda entre las flores.

-Creemos que la poesía va dirigida al hijo de Miguel Hernández.

Trabajo realizado por: María Garrancho y Salvador Segura

No hay comentarios:

Publicar un comentario